viernes, 7 de abril de 2017

Huevos de Pascua

Lo prometido es deuda, así que aprovechando que se han dormido prontito los dos peques, comparto la experiencia de pintar huevos de Pascua con la mayor, de 28 meses (ya casi dos años y medio, que mayor... 😅) Espero conseguir publicarlo antes de que me pida resopón el peque y que me baste la batería del ordenador 😄
En este enlace explican de dónde viene la costumbre de regalar huevos en Pascua y, además, leí en algún sitio que esto de decorarlos se  inició por la necesidad de conservarlos cocidos para comerlos o regalarlos el día de Pascua y distinguirlos de los todavía crudos.
Aprovechando la primavera y gracias al post de 60 actividades para hacer en primavera con los peques, del blog ¡Mecachis mamá! recordé haber hecho esta actividad en el colegio siendo muuuy pequeña, imagino que con unos cuatro años, y me hizo ilusión llevarla a cabo con la peque.
Es una actividad para hacer en tres etapas: vaciado y limpieza de huevos, pintar el fondo, decorar.

Vaciado y limpieza

Es la parte que podría considerarse más complicadilla si pretendes que sobrevivan todos los huevos y, como esa era mi intención puesto que solo quedaban 4, aproveché que se alinearon los astros y siestearon a la vez los muchachines para hacerlo (terminé de vaciar huevos con un bebé en brazos, pero pude hacer las fotos, jejeje)
Necesitaremos los huevos, un recipiente donde vaciarlos y un alfiler. La pajita y el palillo son opcionales.
Clavamos el alfiler en los dos extremos del huevo, haciéndole así un agujerito en cada lado. Podemos clavar sin miedo, no se rompe de golpe el huevo 😉
Agrandamos uno de los agujeros, será por donde sacaremos el contenido del huevo, rompiendo poquito a poco la cáscara con el alfiler; y rompemos la yema con el mismo alfiler o con el palillo.

Soplamos por el agujero pequeño hasta vaciar todo el huevo en el recipiente. Podemos soplar con la pajita o directamente.
Es frecuente que la misma telilla del huevo nos vuelva a taponar el agujero de vaciado, si esto pasa podemos introducir el alfiler e ir moviéndolo mientras vaciamos, o bien cortar el trozo de telilla que nos tapona.

Limpiamos el huevo por dentro y por fuera para eliminar posibles olores con el paso de los días.

Pintamos el fondo

Para pintar el fondo necesitamos pinceles, pinturas y nuestros huevitos vacíos. Lo ideal sería usar pintura acrílica para que cubra bien, pero nosotras usamos pintura de dedos porque el pincel y la muchachina no hacen muy buenas migas todavía.
Este paso es tan sencillo como pintar y dejar secar.


Decoración

Una vez seca la pintura de base solo nos queda decorar los huevos de Pascua a nuestro gusto con rotuladores, pintura acrílica o de dedos, pegatinas, gomets... lo que se nos ocurra.
A la muchachita le gustaban sin decorar ni nada y solo ha accedido a pintarlos un poco con sus rotuladores, pero las posibilidades son muchas y variadas.

Qué trabajamos con esta actividad

Como con cualquier manualidad se trabajan muchos aspectos importantes en el desarrollo infantil como los siguientes:
  • Planificación y toma de decisiones: del material, organizar un espacio adecuado, decidir de qué color va cada huevo y cómo decorarlo.
  • Concentración.
  • Psicomotricidad fina: pinza, manipulación de objetos frágiles.
  • Expresión artística.
Espero que os haya gustado la actividad y que os animéis a llevarla a cabo. Si es así, nos encantará ver vuestras creaciones, así que seguidnos en redes sociales y etiquetadnos (Facebook, Instagram o Pinterest) y no olvidéis suscribiros dejando vuestro correo en la cajita de la derecha para recibir los primeros todos los post que publicamos.
¿Se siguen regalando huevos en donde vivís? ¿Hacéis búsqueda de huevos?
Un abrazo y hasta el próximo post.

2 comentarios:

  1. ME ENCANTAN ESTOS HUEVITOS! YO VOY A HACER SEGURO! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo cuelgas en blog o youtube, pon enlace y así los vemos 😊 Gracias por comentar 😘

      Eliminar