miércoles, 8 de marzo de 2017

8 de marzo Día Internacional de la Mujer


Aprovecho este post para hacer oficial mi intención de retomar la publicación de posts después del parón de final de embarazo - parto - postparto, que se me ha alargado más de lo que pretendía 😅 Viendo que se acercaba esta fecha y teniendo en cuenta la propuesta del carnaval de posts de Madresfera, tenía que ser hoy que retomara el blog, es el día de la que escribe, Día Internacional de la Mujer, antes era de la Mujer Trabajadora pero se eliminó lo último. Podéis leer el por qué se celebra el 8 de Marzo en este enlace.

Soy mujer y, como todas, trabajo, aunque ahora mismo no tenga un contrato y una nómina, trabajo. Trabajo porque estoy viva, porque tengo una casa, una familia con la que convivo (pareja, hijos y mascotas) y una con la que no convivo a diario (madre, suegra, hermanas/os, cuñadas/os...), tengo un blog que también lleva sus horas y esfuerzos, una profesión (fisioterapeuta) que algún día pretendo retomar, proyectos tengo a decenas... Como cualquier ser humano...
A pesar de ser un humano más, las condiciones en las que vivo no son las mismas que las de mis compañeros de especie, los hombres, pues históricamente a las mujeres les ha tocado ser consideradas menos: menos válidas, menos fuertes, menos inteligentes, menos hábiles, menosmenosmenos y de ahí surgió el feminismo. Un feminismo que también es mal entendido muchas veces por creer que propugna la supremacía de la mujer y otras muchas por considerar las decisiones de una mujer como antifeministas y no avanzaremos hasta que no nos respetemos todos como personas independientemente de ser hombre o mujer. Ahí es donde creo que fallamos todas/os y donde me indigno, y ahora que estoy en momento madre, lo que viene es lo que más me cabrea:

  • Dar pecho no es antifeminista. No te ata a un bebé caprichoso, "te atas" tú solita al decidir tener ese bebé, pero es que el padre de la criatura también "se ata" y si él no cambia su vida por el recién llegado teniendo que cargar ella con todo, eso es antifeminista. La mujer da teta, bien, pero el resto no tiene por qué hacerlo ella.
  • Cambiar el trabajo oficial por trabajar en casa y criando no es antifeminista si lo hace ella y progre si lo hace él. Frecuentemente se queda ella, sí, normal si es la que probablemente tenga peores condiciones laborales: si las mujeres suelen cobrar menos por el mismo trabajo y tenemos más contratos temporales, ¿cómo vamos a mantener una familia con un sueldo pequeño o sin saber si vas a seguir trabajando el mes que viene? ¿Cómo vamos a seguir aceptando contratos que pueden suponer cambios cada mes, cada dos meses, en sueldo y horario? ¿Cómo me incorporo yo dejando a un bebé de un mes?
  • Cambiar la obligación de estar en casa por la obligación de ir a trabajar no es liberación, es que cambiaron las prioridades a nivel estatal y así nos han educado. Liberación es poder decidir trabajar los dos miembros de una pareja o que trabaje solo uno.

  • Irse a cenar sin tu bebé no es de mala madre ni es antifeminista, es una decisión personal. Va por el último drama en redes sociales aparecido a raiz de la cantante Soraya.
  • Decir que es más seguro ir a contramarcha, que es mejor la teta, que las galletas no son buenas en la alimentación, que no hay cachetes a tiempo útiles, que los andadores y saltadores deberían evitarse... Mientras se diga una sola vez y sin insultar a nadie, no es una falta de respeto ni difamación entre madres, es compartir información valiosa.
  • Y los hombres, esos grandes desaparecidos en el feminismo, los hay que forman equipo con las mujeres, pero los hay que "apoyan" y no hacen nada. ¿Qué hacer? Dejar de considerar a la mujer como sexo femenino y empezar a considerarla persona, dejar de contar y difundir chistes machistas, no dar por supuesto que ella cría y yo cazo, las cavernas hace tiempo que pasaron. En definitiva han de hacer lo mismo que las mujeres feministas, ni más ni menos.

Ha quedado un post un poco denso, largo y quizás poco atractivo porque no hay fotos, muero un poquito de sueño, y lo he escrito  a trozos entre la tablet, el ordenador y el móvil con un niño enganchado a una teta y una niña contándome y enseñándome cosas. Sí, soy mujer que da teta, que cría 24 horas, que se encarga de llevar la casa porque la otra parte del equipo está trabajando más de 12 horas al día, lo decidimos así los dos, como pareja, como equipo, por considerar que es lo mejor para nosotros. Soy una mujer con un trabajo importante, como todas, como todos.
Y vosotras, ¿os sentís orgullosas con lo que hacéis? ¿lo habéis escogido? ¿Qieréis y podéis cambiarlo? Pues adelante, que nada os pare.
Hasta el próximo post, más ligerito y alegre. Besines!

No hay comentarios:

Publicar un comentario