viernes, 30 de septiembre de 2016

Hoy cocinamos... Burritos de pollo y champiñones

Otra receta para esta semana. A los papis nos encanta, pero a la peque las tortillas de maíz no le van y se come solo el relleno, aunque le encanta ayudar a hacer los rollitos (por eso no hay foto de ese paso, necesitamos un trípode

En este caso es una parte mix y otra inventiva tras haber buscado recetas que incluyeran pollo, champiñones y queso para untar, así que no hay web de referencia para la receta y la tenéis aquí completita.

domingo, 25 de septiembre de 2016

¡A tender!

¡Ya estamos de vuelta! Que hay que tomarse las celebraciones de cumpleaños con seriedad y calma

Hace un par de semanas, mientras planchaba, estaba el pequeño duende jugando con las pinzas de tender e intentando, como lleva haciendo desde los 12 meses, abrir la pinza para cogerla a su cesta. Por millonésima vez en estos últimos 9 meses, dejé la plancha, me senté a su lado, cogí otra pinza, le dije "mira" y escenifiqué exageradamente cómo cogerla, la presión que hacía, la apertura y la colocación enganchada a su cestillo. La novedad esta vez fue que al imitar los gestos que hice, ¡consiguió abrir la pinza y engancharla! Su cara de orgullo fue genial y mis ganas de aplaudirla, enormes, pero conseguí quedarme en el "Lo has hecho tú sola ¿estás contenta?" (más información sobre halagos vacíos y diferencias entre halagar y alentar en Pequefelicidad, en Montessori en casa o en Tigriteando, entre otros).

Eso significaba que ya estaba lista para enganchar y desenganchar pinzas, practicando así la psicomotricidad fina, coordinación mano-ojo y fuerza de prensión, necesario todo ello para la escritura. Así que nos pusimos manos a la obra para montar un tendedero a su altura, que de momento sólo utilizará para colgar las pinzas, pero más adelante le servirá también para tender la ropa y utilizar así las dos manos, además de para sentirse importante, independiente y un miembro útil y necesario de la familia por poder hacer estos "trabajos" de vida práctica.

Aquí dejamos un vídeo del resultado final y, a continuación, el making off con el paso a paso explicado por si alguien se anima a montar el suyo.

 Este fue el estreno, sin práctica previa. Aprenden viéndonos hacer
 

Materiales

  • 4 varillas con grosor de 2,5x2,5cm y largo de 70cm.
  • 4 varillas con grosor de 1x1cm y largo de 35cm. Ahora sabemos que habría sido mejor que las 8 varillas fueran del mismo grosor, para darle más estabilidad una vez montado y que si las finas hubieran sido redondas nos habríamos ahorrado un paso del montaje. Eran las que teníamos en casa y hay que considerar el error como algo positivo para el aprendizaje
  • 2 pernos de cabeza plana con tuerca ciega y 3 arandelas por perno.
  • 4 tornillos para madera de 1cm de largo.
  • Cola blanca
  • 1 rollo de cuerda de tender.

Herramientas

Una de las ventajas de tener un manitas en casa es disponer de un buen arsenal de herramientas.
  • Sierra de madera con ingletadora.
  • Taladro.
  • Atornilladora.
  • Llave inglesa.
  • Papel de lija.
  • Gubia para redondear los extremos de las varillas pequeñas.

Aquí observamos la inestimable colaboración del pequeño duende,
que le gusta estar en todos los fregados

Procedimiento

  1. Cortar las varillas del largo deseado y lijarlas.
  2. Cortar en ángulo de 45º el extremo de las varillas gruesas que irá sobre el suelo.
  3. Agujerear las varillas gruesas en el centro y avellanar a 1cm del final para encajar las varillas finas.
  4. Atornillar las varillas gruesas con los pernos de cabeza plana quedándonos dos cruces. No olvidar poner las arandelas para que la madera no roce.
  5. Encolar y encajar las varillas finas en las gruesas.
  6. Una vez haya secado, reforzar las uniones finas-gruesas con los tornillos para madera.
  7. Atar el número de cuerdas que deseemos.
  8. ¡A tender!
Como siempre, deseamos que os haya gustado, que os pueda ser útil y os esperamos en comentarios, likes y compartidos. ¡Un abrazo!

martes, 20 de septiembre de 2016

Hoy cocinamos... batido de plátano y frambuesas

¡Hola!

Esta semana hemos aprovechado unas frambuesas que teníamos en casa y oferta de plátanos para hacer un batido que a la peque le encantó, al papi le gustó y a la mami... casi que prefiere beber otra cosa 😂

La receta que utilizamos fue esta, la primera que apareció al buscar en Google "batido plátano frambuesa", aunque nosotros la modificamos un poquito de nada al usar leche entera y azúcar blanco. 

El proceso es sencillo, trocear el plátano con estilo Montessori: un recipiente para los deshechos (piel) y otro distinto para ir poniendo el plátano corte a corte, que hay que ser metódico y ordenado. Una vez cortado el plátano, recoger tabla de cortar y cuchillo, tirar los desperdicios, y ordenar los ingredientes de izquierda a derecha según orden de introducción en la batidora.

A continuación vamos metiendo ingredientes en la batidora y dejando los recipientes apartados, para evitar que se conviertan en elemento de distracción que impida terminar la tarea. Las primeras veces, como era nuestro caso, hay que indicarles por dónde empezar y, según la destreza del niño, ayudarle a trasvasar.

Batir según las instrucciones de la batidora, servir, recoger y limpiar, y a disfrutar del batido.


Dificultades que tuvimos al hacerlo fueron el cortar el plátano, ya que todavía está aprendiendo a cortar con el cuchillo y su primera intención es usarlo en plan katana; intentos de robar trozos de plátano y frambuesas; fue necesaria ayuda para añadir la leche por fallo en la preparación de los ingredientes, y es que dejé el brick entero en lugar de un vaso y pesaba demasiado 😅; y derrame de la primera cucharada de azúcar, que la batidora es muy alta, pero la 2a sí entró y nos sirvió para recoger los granitos de azúcar de los fogones con el dedito mojado 😄.

Si os animais a probarla contadnos el resultado y, como siempre, se agradecen opiniones, likes, compartidos y seguidores. Si os suscribís al blog no hará falta que nos encontréis en rrss, os llegarán directo los posts a vuestro correo.

Besitos y a disfrutar de nuestros peques, que como bien dice Bei, de Tigriteando, los días son largos pero los años son cortos.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Botellas sensoriales

Esta semana reedito esta entrada, de uno de los primeros materiales que le hicimos a Laia cuando tenía unos 6 o 7 meses, unas botellas sensoriales que todavía le gustan y que hemos recuperado para Lluc (todas menos las de agua y aceite, que no ha aparecido tras la mudanza 😅)